¿Qué es un crédito hipotecario?

La vivienda forma parte no solo de un plan de vida de la mayoría de las personas, sino que responde a una necesidad básica del ser humano. 

 

Una casa es sin duda una de las principales inversiones que se hacen a lo largo de la vida, y mezcla diversas emociones y sentimientos. Adicionalmente, el presupuesto es determinante para tomar una decisión. Sabemos que solo un porcentaje reducido de la población puede acceder a la misma sin ayuda, por ello para quienes desean ser propietarios pero no cuentan con los recursos para realizar una inversión de estas características existen instrumentos como los créditos hipotecarios.

 

Un crédito hipotecario es una herramienta que permite entre otras cosas acceder a la compra de una propiedad de forma “inmediata”, pero difiriendo el pago de la misma a lo largo de un período prolongado de tiempo.

 

En un crédito hipotecario una persona, solicita de una cantidad de dinero determinada comprometiéndose a devolverlo mediante el pago de cuotas periódicas compuestas por una parte de capital y otra que corresponde a los intereses. Generalmente son operaciones a largo plazo, y la misma se respalda con la garantía del inmueble en cuestión. También pueden obtenerse créditos hipotecarios destinados a otros fines, pero no entraremos en ese punto en este artículo.

 

A la hora de analizar un crédito hipotecario debemos tener en cuanta las siguientes características: 



- El importe a solicitar: Generalmente los bancos tiene definido un importe máximo, el cual no podrá superar un determinado porcentaje del valor del inmueble en cuestión, generalmente entre un 75% y 80%.

- Tasa: La tasa de interés puede ser variable y/o fija, dependiendo las características de cada línea. Uno de los principales factores que inciden en este punto en la actualidad es la moneda en la cual está nominado el crédito.

- Plazo: Tal como mencionamos anteriormente una de las ventajas de esta modalidad, es la posibilidad de pagar el bien a lo largo de un período de tiempo prolongado. Este plazo suele extenderse hasta los 30 años.

 

A partir de la combinación de todos estos atributos obtendremos el valor de la cuota a pagar. En este punto es importante saber que más allá de que se cumpla con las condiciones definidas por el banco respecto a los montos de la operación, deberás aprobar el análisis crediticio del banco ya su vez se debe considerar que existen regulaciones que limitan la capacidad de endeudamiento de una persona hasta un 30% de sus ingresos, por lo tanto se deberán considerar en el análisis la existencia de otras deudas. Una forma de ampliar la capacidad de endeudamiento es incluir co-deudores para la operación.

 

Conoce las líneas que Planneon tiene disponibles en la sección Financiación o dentro de la ficha de cada propiedad a la venta. Allí podrás solicitar una precalificación e iniciar el proceso de solicitud. Una vez precalificado, encontrarás la simulación de tu crédito en la ficha de cada propiedad a la que accedas.

¿Tenés alguna consulta o comentario?

Nos encantaría recibirla, completá el siguiente formulario y te responderemos a la brevedad.

Al enviar estás aceptando Términos y Condiciones

Convertite en un Agente Planneon